EL HOMBRE VALIENTE SE RINDE AL SEÑOr


Valiente, animoso, alentado, de gran corazón y espíritu.


Jehová nos pide que nos esforcemos por obtener su bendición. ... Si aceptamos estaremos demostrando nuestra profunda gratitud.


Características bíblicas de un hombre de valor

Por lo general, la sociedad considera un hombre de valor aquel que tiene una buena profesión, una cuenta bancaria saludable y una personalidad atractiva. Sin embargo, la Biblia nos muestra un modelo bastante diferente.

En la Biblia se distinguen hombres como Moisés, Noé, Esteban, Pablo y, sobre todo, Jesús, nuestro mejor ejemplo. Para ellos la meta era agradar siempre a Dios, servirle y amarle sobre todas las cosas. Dedicaron sus vidas a Dios y le siguieron en obediencia sin importar las consecuencias, las burlas, la pérdida de reputación, o la muerte. ¡Eso es ser un verdadero hombre de valor!


Un hombre de valor.

- Ama a Dios sobre todas las cosas

Ama al señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas (Deuteronomio 6:5).

*El hombre de valor no siente vergüenza de mostrar su amor a Dios, se postra ante su presencia en adoración y vacía su corazón delante de él. Muestra su amor a Dios amando y sirviendo a los demás. Su vida está llena de alabanza, de adoración sincera a Dios y confía plenamente en el amor y en la fidelidad de su Padre celestial.


Busca la sabiduría que viene de Dios


Dichoso el que halla sabiduría, el que adquiere inteligencia. Porque ella es de más provecho que la plata y rinde mas ganancias que el oro.(Proverbios 3:13-14)


*EL hombre entenderá que la verdadera sabiduría viene de Dios. Es por esto que se esfuerza en llenar su mente y su corazón con las verdades de la Biblia. Ora y medita, ante Dios Se deleita y toma sus decisiones basado en convicciones bíblicas firmes.


-Está lleno del Espíritu Santo


Gálatas 5:22-25 .Reina-Valera 1960

22 Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.


*Su vida y su carácter dan testimonio de la transformación que Dios ha hecho en su vida. Permite que Dios lo examine, que quite lo que no le agrada, y que lo llene a diario con su Espíritu y su poder.


Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes. Hagan todo con amor.(1 Corintios 16:13-14)

15 visualizaciones0 comentarios